Jana, la pulpita sonajero

Estoy haciendo memoria y me acabo de dar cuenta de que hace ya casi un año que recibí el email de Carme. En él me contaba que estaba buscando un pulpito rosa. Su sobrina Jana iba a nacer en mayo y a ella le hacía muchísima ilusión regalarle un pulpito tal y como había hecho con su hermano Guillem tres años antes.

Y es que los pulpitos tienen muchos bracitos para hacer abracitos y así Jana recibiría del pulpito un abracito de parte de cada uno de sus primos. Me pareció una idea tan bonita y tan tierna que tenía que hacer lo que fuese para ayudarla.

Le propuse hacer una pulpita con la técnica amigurumi y además la haríamos sonajero. Le encantó la idea, escogimos color del hilo y me puse a trabajar.

Así nació Jana, la pulpita sonajero. La he bautizado como a su dueña. Y es que desde que la ví terminada mirándome con esos ojillos tan vivarachos no me sale llamarla de otra manera. Mirad que bonita quedó, me tiene enamorada. 


Y unas semanas después llegó Jana al mundo y su mamá quiso enviarme esta foto que no me puedo resistir a enseñaros. He difuminado su carita para guardar su intimidad, pero no os hacéis una idea de lo bonita que es. ¡Como me gusta recibir estas fotos!. ¿Habéis visto que contenta está pulpita con su dueña?.


Solo me queda darle las gracias a Carme por darme la oportunidad de hacer su pequeño sueño realidad. ¡Que gusto encontrarse personas como ella!.

Nos vemos el próximo lunes.

¡Besos y feliz semana!.

 



 Si te gusta lo que hago, puedes compartirlo. ¡GRACIAS!

Bordando....

Bordar los nombres en algunas de mis creaciones es una de las cosas que más me gusta hacer y se que a vosotras os encanta recibir detallitos personalizados con el nombre de vuestros bebés.

Todos los bordados que podéis ver en las bolsitas y en los chupeteros los realizo a mano. Hay un montón de puntadas que se pueden utilizar, pero a mí personalmente me encanta usar el punto de tallo. El truco para que el nombre quede bonito con esta puntada está en buscar un tipo de letra adecuado. Suelen ir bien las letras manuscritas de trazo finito. También hay que procurar ir despacito y no hacer las puntadas muy grandes.

Esta semana se me ha ocurrido dejaros una pequeña recopilación de nombres bordados que han ido saliendo del taller. A ver si os gustan.





¿Qué os han parecido?. Ya véis que no hace falta disponer de máquina de bordar para personalizar cualquier prenda.

Nos leemos el próximo lunes. ¡Besos y feliz semana!.




Si te gusta lo que hago, puedes compartirlo. ¡GRACIAS!
Diseñado por El Perro de Papel